×
×

Scrum Master: mejor externo al equipo de desarrollo

Lo básico: ¿cuál es el objetivo de un Scrum Master?

Un Scrum Master tiene como objetivo ayudar a la organización a ser más efectiva y ágil basándose en el uso de Scrum y en otros modelos, prácticas y herramientas complementarias. Es bueno recordar esto porque nos servirá como “norte” en nuestra brújula para saber si estamos interpretando e implementando correctamente este rol.

Un Scrum Master como parte del equipo de desarrollo

El marco de trabajo Scrum suele proponerse por miembros del departamento IT (en empresas funcionales), más concretamente por personas dentro de los equipos de desarrollo de software. Es frecuente así que los Scrum Master sean jefes de proyecto, desarrolladores u otros especialistas que realizan este rol a tiempo parcial.

Un Scrum Master que es simultáneamente desarrollador suele presentar inconvenientes como los siguientes: 

  • En caso de picos de trabajo abandona su dedicación al rol de Scrum Master en favor de la de desarrollador, ya que el producto del desarrollo es visible, y mantenerse como Scrum Master puede aparentar una falta de compromiso hacia los compañeros.
  • Los demás miembros del equipo no le ven como un rol imparcial. Tampoco el Scrum Master se siente como tal.
  • La organización no identifica su cometido nítidamente como de ayudar a extender y mejorar el uso de Scrum, y eso afecta a las expectativas generadas, a su capacidad de interlocución con la dirección y a la dedicación al rol que se le permite.

Aun así, si no se conoce bien Scrum y las características del rol de Scrum Master, esta implementación del rol suele verse como natural y no se imagina la mayor capacidad transformadora que puede aportar Scrum a la organización.

Un Scrum Master tiene un objetivo sistémico

En mis cursos de Professional Scrum Master suelo explicar que, en una organización funcional, un Scrum Master convendría que perteneciese al departamento de recursos humanos o al de organización. A pesar que suele tener bastante dedicación a los equipos Scrum, frecuentemente dedicados a la tecnología, su misión es sistémica: mejorar toda la organización para hacerla más ágil. La agilidad no es algo que deba limitarse al departamento de IT: de poco sirve esto si los demás procesos de planificación son de carácter anual y si la cultura organizativa permanece inalterada.

Desgraciadamente, mi experiencia con organizaciones medias y grandes, es que los departamentos de RR.HH. están usualmente alejados de decisiones de calado en la organización. Suelen ser una función de soporte que no puede aportar su visión sistémica. Los departamentos de organización si suelen tener algo más poder, pero solo en las organizaciones mayores y bastante subordinado a los departamentos funcionales. En 2017 organicé una sesión en el Barcelona Scrum Meetup con más de 60 asistentes de diferentes empresas, y una de las conclusiones compartidas fue el poco impacto de los departamentos de RR.HH. en la cultura ágil.

Organizaciones matriciales y soporte de la alta dirección

Las organizaciones matriciales, que combinan los departamentos funcionales con los proyectos o programas transversales, suelen experimentar en mi experiencia tensiones por los objetivos simultáneos y eventualmente contrapuestos de ambos ejes organizativos.

Los departamentos “poseen” a los “recursos” de los equipos transversales, y no suelen ser descargado de sus objetivos de rendimiento, motivo por el cual no suelen ceder a estos “recursos” fácilmente. Además, suelen permanecer las estructuras de control de “doble reporting”, uno para el proyecto y otro para la organización.

Un Scrum Master que quiera arreglar estos conflictos con éxito debe tener el soporte inequívoco y público de la alta dirección para cambiar la organización. Esto es difícil que pase con un Scrum Master que no tenga dedicación completa.

El Scrum Master como carrera profesional

Finalmente, un Scrum Master es un rol complejo con una larga curva de aprendizaje que necesita recoger experiencia “en la trinchera” y compartir los aprendizajes con otros practicantes de Scrum y de organizaciones ágiles. Para que una persona este motivada a ir a fondo en este rol, tiene que tener claro internamente que va a tener continuidad con él. Además las organizaciones deben tener claras las competencias y atribuciones de este rol. En este sentido, escribí hace poco una “Guía de contratación de Scrum Master” que explicitaba la necesidad de que los departamentos de RR.HH. tuvieran una visión clara de este rol.

Conclusiones

No es obligatorio hacer Scrum. Tampoco es obligatorio hacerlo bien y tomárselo en serio. Se pueden obtener resultados buenos sin hacer Scrum, pero no llamemos Scrum a algo que son “partes de Scrum”. En la Scrum Guide no se requiere que el Scrum Master sea un rol a tiempo completo, pero mi experiencia acompañando a organizaciones con Scrum me dice que esto si es necesario.